La falta de vitamina D en el embarazo afecta el comportamiento de los niños

La falta de vitamina D en el embarazo afecta el comportamiento de los niños

La deficiencia materna de vitamina D en las primeras etapas del embarazo conlleva un incremento del riesgo de problemas de conducta y síntomas parecidos a los del déficit de transtorno e hiperactividad (TDAH) en niños preescolares.



Así lo demostró estudio de cohortes natales en Grecia publicado recientemente en el Congreso Europeo de Endocrinología 2016.



Dicho estudio presentado tuvo como propósito evaluar las exposiciones a factores nutricionales, ambientales, biológicos y psicosociales en el periodo prenatal y en las primeras etapas de la infancia de 1300 madres y sus niños.



Este análisis específico fue concebido para investigar las relaciones entre las concentraciones maternas de la vitamina D en las primeras etapas del embarazo y el desarrollo neurológico de los hijos a los 4 años de edad.



A los 4 años de edad, se valoró a los niños para determinar funciones cognitivas y motoras utilizando las Escalas de McCarthy sobre Capacidades de los Niños (MSCA), y se evaluó su desarrollo emocional y conductual utilizando dos cuestionarios:

Cuestionario de Capacidades y Dificultades (SDQ) y la Prueba de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).



El análisis demostró que cuanto más bajas fueron las concentraciones de vitamina D de la madre, más intensas fueron la hiperactividad y la inatención del niño.



Al respecto Alejandra Espinosa, nutrióloga y educadora en diabetes, recomienda a las futuras mamás el consumo de: leche adicionada, sardinas, salmón, atún, champiñones, acelgas y huevo, debido a que estos alimentos constituyen una fuente primaria de vitamina D.